EL CONSUMO DE CEMENTO CRECE EN ANDALUCÍA UN 22% EN 2017

04/01/2018
Agrupación de Fabricantes de Cemento de Andalucía
_______________________________________________________________
Nota de prensa
Según el Barómetro del Cemento
en España, realizado por Oficemen
EL CONSUMO DE CEMENTO CRECE EN ANDALUCÍA UN 22% EN 2017
AFCA
estima que si se recuper
ara el co
nsumo de cemento normal en la
comunidad
autónoma de
Andalucía
se generarían 1
00.000 nuevos empleos
en el sector de la
construcción.
El incremento de los costes eléctricos continúa poniendo en riesgo las
exportaciones,
que cayeron el pasado año
un
6,5%.
Sevilla
, 1 de
marzo
de 2017.
-
El consumo de cemento
en Andalucía ha cerrado 2017 con
un crecimiento del 22%
, lo que sitúa la demanda doméstica del pasado año en torno a los
2,3 millones de toneladas, según el Barómetro del Cemento
1
, elaborado por
el
departamento de Estudios de Oficemen. Este dato, junto a las variaciones en el número de
afiliados a la seguridad social, son los indicadores más fiables del estado de salud de la
construcción en nuestro país.
Se confirma, por tanto, el inicio de la recuperación del sector, aunque dicho porcentaje, en
valores absolutos, solo supone un crecimiento de poco más de medio millón de toneladas
desde
los
mínimos históricos
registrados en
el año 2014, una cifra reducida si tenemos en
cuenta, además,
que desde 2007 la industria cementera ha perdido un 80% de su volumen
de actividad. Para 2018
, AFCA pr
evé un incremento de entre el 12% y el 15%
en la
demanda doméstica, y que se alcance un consumo máximo de 2,7 millones de toneladas
.
Este incremento es debido a una mayor actividad del sector de la edificación,
tanto
residencial como no residencial
, con fuertes crecimientos del consumo de más de un 30%.
El consumo de cemento en obra civil
sigue
sin embargo estancado
en mínimos históricos
,
ya que
la inversión en infraestructuras se ha reducido un 75%
en la
última década en
nuestra comunidad autónoma, pasando de casi 5.000
millones de euros de inversión neta
en infraestructuras en el año 2009, a ligeramente por encima de los 1.000
millones de euros
en el 2017.
Este déficit de actividad constructora en el campo de las infraestructuras básicas está
generando, entre otras consecuencias, la pérdida de oportunidad en la generación de
empleo, ya que la recuperación de un consumo de 4 millones de toneladas
anuales en
Andalucía permitiría sumar 100.000 nuevas altas a la seguridad social en el sector de la
construcción
—una cifra nada desdeñable
necesarias para mantener el estado del

bienestar y el pago de las pensiones

CONSUMO DE CEMENTO