5º Congreso Internacional de Frutos Rojos

25/06/2019
5º Congreso Internacional de Frutos Rojos

El nuevo paradigma económico y las oportunidades comerciales que para el sector de los frutos rojos onubenses presentan los mercados de Canadá e India centraron la primera de las jornadas técnicas del 5º Congreso Internacional de Frutos Rojos, que durante dos jornadas se celebró en la Casa Colón de Huelva tras su inauguración, esta mañana por el presidente de Freshuelva, Alberto Garrocho; el director del a Fundación Caja Rural del Sur, Emilio Ponce; la subdirectora general de Frutas y Hortalizas y Vitivinicultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, María Camino Arroyo; el presidente en funciones de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo; la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo; y el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz.

Durante su intervención, el presidente de Freshuelva, Alberto Garrocho, repasó el contenido de la presente edición del Congreso, “un programa en el que hemos tratado de plasmar todas las preocupaciones o temas de interés de nuestros asociados”, resaltando que “podemos presumir de que, además de vender calidad y sabor, con nuestros productos vendemos salud”.

Por su parte, el director de la Fundación Caja Rural del Sur, Emilio Ponce, echó la vista atrás para recordar cómo comenzó la relación entre el sector de los frutos rojos y la Caja Rural del Sur a principios de la década de los 70. Además, señaló la mayoría de edad alcanzada por los frutos rojos, como demuestran “su volumen de producción, cifras de facturación y mano de obra empleada”.

La subdirectora general de Frutas y Hortalizas y Vitivinicultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, María Camino Arroyo, manifestó que este es un sector “con una de las evoluciones más positivas en el ámbito agroalimentario español en los últimos años” y ha puesto el acento en su “capacidad de desarrollo, crecimiento y trabajo” de este sector, así como en su “profesionalidad y excelente organización”.

En este mismo sentido se pronunció el presidente en funciones de la Diputación Provincial, Ignacio Caraballo, que se mostró muy satisfecho por la repercusión que tiene para Huelva y provincia la celebración de acontecimientos tan importantes como este.

Caraballo recordó que el Plan Estratégico de la provincia de Huelva recoge una serie de iniciativas para potenciar y ayudar al crecimiento de este sector, corroborando que “desde la Diputación vamos a impulsar esa línea de colaboración con todos los sectores productivos de la provincia”.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, resaltó la iniciativa de la Plataforma de Comercialización Conjunta, “una gran apuesta por los sectores agrarios de Andalucía”. Asimismo, señaló al trabajo de la Administración autonómica en colaboración con el sector “para contener eventuales incidencias en las aduanas”, así como a la extensión de norma de la Interprofesional para incorporar a la mora, la frambuesa y el arándano, “que se publicará en estos días”. La educación en el consumo, la innovación y el relevo generacional fueron otras de las cuestiones tratadas en su intervención.

Por último, el alcalde de la capital, Gabriel Cruz, puso de manifiesto la identificación de la ciudad con los frutos rojos, un sector que “sentimos como nuestro”. “Lo es en términos de empleo, de infraestructura, de organización de los elementos que conforman una estructura social y económica de la provincia, de gastronomía… y esto se hace desde el liderazgo”.

 

Nuevas opciones comerciales 

El representante de la compañía canadiense Krops Import Mamoud Dhanji, centrósu ponencia en las opciones comerciales que brinda el mercado de Canadá a los frutos rojos onubenses. Dhanji puso sobre la mesa la necesidad del país de encontrar nuevos proveedores ante la falta de un abastecimiento regular por parte de California debido a sus condiciones meteorológicas. “Canadá es un gran importador y consumidor de fresas”. Ante esta situación, informó a los asistentes de los trabajos que ya se están llevando a cabo para concretar un protocolo comercial entre España y el país norteamericano.

De otro lado, el responsable de Compras de Frutos Rojos Mundial en Jaguar (Holanda), Filipe Ravazzini da Silva, expusoel caso de la firma a la que representa, que comenzó a exportar berries hace cinco años y ahora suponen el 10 por ciento de su facturación. Aunque la mayor parte de estos provienen de España, según ha explicado, también comercializa frutos rojos procedentes de Chile, Perú y Marruecos.

“El futuro está en diferenciarnos”, afirmó Ravazzini da Silva y, en base a ello, dio una serie de directrices que podrán servir al sector de los frutos rojos onubenses de cara al futuro, como mejorar la presentación y la selección de variedades, planificar el suministro y la campaña o emplear envases 100 por 100 reciclados y libres de plástico.

La primera de estas jornadas técnicas concluyó con la intervención del director de SS Associates (India), Sumit Saran, que centró su ponencia en el gran potencial que tiene su país para los frutos rojos, “sobre todo, para el arándano”. Y es que, como ha señalado, India es el duodécimo mercado de alimentación en el mundo y existe una población joven “con unos ingresos muy importantes”. “Es un mercado que va a seguir creciendo y se va a gastar 13 veces más de lo que gastaban sus padres”, explicó.

A estos se suma que “80 millones de ciudadanos pasan de clase pobre a clase media cada año, con lo que en 2025, 95 millones de familias van a ser clase media en India”. No obstante, según señaló, las peculiaridades del país hacen necesario diseñar un plan a largo plazo, “pero la oportunidad para los frutos rojos, existe”.

 

claves comerciales 

La segunda y última jornada puso sobre la mesa temas como las propiedades nutricionales de suma importancia para la salud y el potencial de los frutos rojos como valores a tener en cuenta en las líneas de marketing del sector. Con esta y otras cuestiones quedó clausurada la presente edición del cónclave que, en esta ocasión, reunió a más de 1.200 personas en torno a su celebración.

Uno de los platos fuertes en el apartado de las ponencias técnicas fue la pronunciada por el catedrático de Nutrición Deportiva y especialista en Endocrinología y Nutrición, Antonio Escribano, que resaltó la oportunidad de incorporar a las líneas de marketing del sector las propiedades nutricionales y antioxidantes de los frutos rojos, los cuales se encuentran entre los diez mejores alimentos para la salud y la longevidad.

Como ha explicado, según el Índice ORAC (Oxygen Radical Absorbance Capacity), las moras y los arándanos “son los dos alimentos con mayor capacidad antioxidante de la tierra”, a lo que hay que añadir la destacada composición fitoquímica de los frutos rojos, lo que evidencia que “estamos vendiendo salud”, puesto que son beneficiosos para “optimizar las funciones cerebrales y el sistema nervioso, prevenir el Alzheimer y el cáncer, controlar el estrés, retrasar el envejecimiento…” y un largo etcétera.

En este sentido, Escribano aconsejó venderlos en el mercado con una prescripción concreta en el consumo: 30 arándanos, 10 moras, 15 frambuesas y cinco fresas con una regularidad de tres veces por semana tal y como él mismo aseguró que hace en su consulta.

El turno de ponencias de esta jornada fue inaugurado por el vicepresidente de GlobalGap, Flavio Alzueta, que incidió en que el sistema Global Gap, la certificadora más importante a nivel mundial, no debe concebirse exclusivamente como certificadora, sino que debe sumarse como una parte importante de la estrategia de las empresas. Tras apuntar que Global Gap ha sido reconocida como la norma de mejores prácticas en importación de alimentos de los Juegos Olímpicos de Japón, Alzueta destacó que el 95% de las hectáreas de berries certificadas se encuentran en la provincia de Huelva.

La coordinadora del Observatorio La Rábida de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático en Iberoamérica, Rosa Castizo, que también abordó el ámbito de la sostenibilidad, defendió que una inversión en ella se recupera en siete años, destacando que, además, “cuesta hasta cinco veces más, por ejemplo, tratar los residuos de una forma inadecuada. Castizo hizo un recorrido sobre la apuesta actual de las empresas por modelos de economía circular, destacando que el Observatorio que coordina precisamente ayuda a las empresas a agruparse para generar redes y converger hacia una agenda común para ahorrar recursos.

La experiencia mexicana en la exportación de berries fue otro de los temas tratados, de la mano del director gerente de la Asociación de Productores y Exportadores de Berries de México (Aneberries), Juan José Flores, que explicó la evolución de la actividad en los nueve años de funcionamiento de la Asociación. Así, como cifra más representativa, apuntó a la exportación de 364.000 toneladas de berries, “el tercer producto después de la cerveza y el aguacate”; aunque a Europa solo destinan el 1,5 por ciento de esta cantidad.

Con un crecimiento del 31 por ciento entre 2018 y 2019, también relacionó los retos que se les plantean: la nueva reforma laboral, la responsabilidad social, la migración interna en el país, el comercio exterior (su mercado depende en un 97 por ciento de Estados Unidos) y la sostenibilidad.

 

Investigación y variedades

La segunda mitad de la mañana de ponencias estuvo centrada en la investigación y obtención varietal. Así, el director corporativo de I+D de Planasa y miembro del Grupo de Frutos Rojos de la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (Anove), Miguel Ángel Hidalgo, detalló el proceso de desarrollo de una nueva variedad, desde los objetivos (incentivar el consumo, buscar nuevos mercados y formas de producción, incrementar la resistencia a las enfermedades, etc.) hasta el desarrollo en sí de la misma; un proceso cuyo coste medio “supera el millón de euros”.

También subió al escenario la abogada de Anove, María Serrano, para exponer ante el auditorio los derechos del obtenedor, haciendo hincapié en la importancia de contemplar las diferencias de legislación entre el país de origen y el de destino a la hora de exportar el nuevo fruto.

Por último, Fernando Záforas y Juan Manuel Arenas, de Fresas Nuevos Materiales, expusieron el trabajo de la empresa desde su creación por parte del sector en 1999. Según ha explicado el primero de ellos, la calidad de la fruta contempla los siguientes aspectos: uniformidad con colores brillantes, grados Brix elevados y constantes, sabor (azúcares/ácidos), resistencia al bruising y la larga vida postcosecha, “sin olvidar la productividad, los bajos costes de recolección y la tolerancia a enfermedades”.

Igualmente, tras repasar las selecciones avanzadas y los ensayos realizados, Arenas detalló los desafíos que afronta la empresa: la diversificación de programas y líneas de investigación, la consolidación de su marca en el mundo y la ampliación del programa clásico de mejora, para lo que continuarán trabajando en el centro de investigación que pusieron en marcha en marzo del pasado año.

frutos rojos congreso huelva