Larbus inaugura sus nuevas instalaciones de distribución

04/11/2022
Larbus inaugura sus nuevas instalaciones de distribución

Con una inversión total de dos millones de euros, entre la compra de la nave y la habilitación de las instalaciones, la empresa Larbus ha trasladado sus almacenes de Madrid al distrito de Villaverde, donde cuenta con una planta de 1.800 metros cuadrados, equipados con 100 arcones congeladores y capacidad logística para más de 500 referencias, con las que se brinda el mejor servicio a los clientes.

 

La empresa Larbus, S. A. acumula una experiencia de más de 40 años en el campo de la comercialización de enzimas y aditivos para la industria alimentaria. Aunque la mayor parte de su actividad corresponde al segmento lácteo, también ha ganado presencia en las áreas cárnica y de zumos, concentrados y cítricos. La compañía integrada en el Grupo Arroyo se dedica a la distribución, de la mano de grandes grupos internacionales. A lo largo del tiempo, ha venido incorporando nuevas líneas de producto, tanto en lo que se refiere a enzimas como a fermentos. Asimismo, de la mano de Zeulab, se han realizado grandes avances en segmentos como el análisis de muestras.

Para responder a las necesidades de futuro, las nuevas instalaciones ofrecen la capacidad logística y de almacenamiento para suministrar a todos los clientes que lo requieran. Para un óptimo funcionamiento del almacén, se ha establecido una comunicación permanente, en tiempo real, con la oficina principal de Larbus, que permanece en la calle de Lorenzo González de Madrid, a través de los cuales los albaranes llegan y se imprimen en Villaverde. A continuación, se confeccionan los pedidos, se empaquetan y etiquetan, con lo que quedan listos para su envío en el plazo más breve. Para ello, y contando con más de 500 referencias diferentes, se ha adquirido el equipamiento necesario para trabajar de forma inmediata cualquier tipo de pedido, desde paquetes individuales que se envían por courier a pallets para el traslado en camión y contenedores completos por barco. En la Península, la entrega está garantizada en el plazo de 24 a 48 horas.

Fiel a su compromiso de ofrecer un servicio integral, al contar con todo el abanico de productos disponibles, desde el análisis hasta la maquinaria, además de brindar un asesoramiento técnico continuo a todos sus clientes, la compañía ha decidido dar un paso más con la apertura de su nuevo almacén en Madrid, con mucha más capacidad y dotado de las instalaciones más modernas. En Larbus operan doce personas, contando tres en el almacén, tres en las oficinas, cinco técnicos-comerciales y el director gerente. La infraestructura, con una superficie total de 1.800 metros cuadrados, consta de una nave de una planta con oficinas y dos cámaras frigoríficas; una para los arcones congeladores a -55 ºC, donde se depositan los fermentos congelados, y otra para los fermentos liofilizados y demás productos, que deben permanecer a una temperatura de 4 ºC. En estos momentos, se cuenta con 100 arcones de congelación, y el espacio disponible permitirá nuevas incorporaciones. Con estos se da cabida a las enzimas, cuajos, fermentos y proteínas de las firmas DuPont-Danisco, Ingredia y Weissbiotech. Pero, además, el almacen dispone de zonas diferenciadas para los diferentes proveedores. Así, el sistema logístico diseñado por Larbus en esta nueva planta también contempla el almacenaje de biocidas y detergentes de la firma Diversey, con habitáculos y suelos especiales.

 

Suministro eléctrico

Para la alimentación eléctrica se han colocado 130 paneles fotovoltaicos, modelo JA Solar 455/MR, con una potencia pico de 59,20 kWh y una potencia nominal total de 50 kWh, que representa una Energia FV anual producida de 94.978 kWh/año. Esto supone una contribución medioambiental equivalente al ahorro anual de 36.567 kg de CO2 y el equivalente a 1.828 árboles plantados por año, lo que contribuye a reducir la huella de carbono y aporta un ahorro de en torno al 40 por ciento de la energía necesaria para operar.

 

Mantenimiento y limpieza

El servicio de limpieza lo presta una empresa, que respeta todos los protocolos de limpieza, prevención de plagas y seguridad, de acuerdo con la normativa en seguridad alimentaria, incluyendo una revisión periódica.

El buen funcionamiento del área frigorífica se asegura mediante un contrato de mantenimiento con una empresa especializada. Se cuenta con dispositivos testados para mantener la temperatura necesaria. Todos los congeladores están conectados las 24 horas del día, 365 días al año, a una central de alarmas automática. En caso de incidencia, un operador acudirá a las instalaciones para resolver la avería. De forma adicional, se dispone de un arcón de emergencia completamente vacío para trasladar los productos mientras se realiza la reparación. También se ha contemplado mantener un arcón encendido por si llega mercancía en dudoso estado hasta asegurar que es válida para su venta y uso. Por fin, en caso de fallos en el suministro eléctrico, hay disponibles dos grupos electrógenos, con lo que se garantiza que en ningún momento se rompe la cadena de frío.

Para la prevención de incendios, además de los mecanismos de detección, se cuenta con depósitos de agua homologados que permitirían afrontar cualquier incidencia.

 

Un grupo compacto y bien diferenciado

El Grupo Arroyo se encuentra conformado por cinco empresas. Aunque cada cual tiene su actividad independiente, todas se encuentran entrelazadas. Además de Larbus, en primer lugar figura Laboratorios Arroyo, que se dedica a la fabricación y distribución de ingredientes, así como el asesoramiento y realización de análisis. Por su parte, Suministros Químicos Arroyo se dedica a la producción de material de laboratorio, pequeñas instalaciones de quesería, equipos, además de organizar los tradicionales cursos de fabricación de quesería. Las otras empresas son Industrias Plásticas Arroyo, dedicada a la fabricación de moldes plásticos para quesería, y se adquirió Cuajos Caporal, centrada en la fabricación de cuajos de cordero y cabrito. Larbus ocupa una posición central, al comercializar los productos de todas las anteriores, tanto en el mercado nacional como en el exterior.

 

Preparados para atender a todo el mercado

El fabricante de fermentos DuPont-Danisco es la representada más antigua de Larbus. La relación se inició en el año 1983. Hoy en día, la marca proporciona también enzimas, como coagulantes microbianos y quimosina de fermentación. Además, Larbus distribuye los concentrados de proteínas de Ingredia y enzimas para la industria del sector de zumos y concentrados de Weissbiotech, a lo que se suman las soluciones de higiene y desinfección de la firma Diversey. Para el envasado de productos lácteos trabajan con la marca CRYOVAC, representando a Sealed Air ,líder en soluciones de envasado, contando con un importante stock de referencias en las nuevas instalaciones. Sealed Air prioriza su responsabilidad medioambiental con un compromiso claro en apoyo de la sostenibilidad y cuenta con procedimientos para evaluar la reciclabilidad de sus materiales de envasado. Las últimas novedades responden a las tendencias del mercado que demanda nuevos materiales en las presentaciones de bolsa y film, con nuevas gamas de productos disponibles. En colaboración con todas ellas, Larbus se ocupa de la distribución y asesoramiento, a clientes de la industria láctea. Otra representada es Zeulab, empresa de biotecnología 100% española, que sigue desarrollando innovaciones en equipos electrónicos, test o apps.

Por último, bajo la marca Larbus, comercializa lactasa o lisozima, así como los productos de Arroyo y Caporal.

Larbus Laboratorios Arroyo Dupont-Danisco Diversey Zeulab Industria láctea Quesos

Publicidad
Anúnciese aquí
Newsletter