El yogur: mayor aporte nutricional por menos calorías

04/01/2018
El yogur: mayor aporte nutricional por menos calorías

El yogur es un alimento de alta densidad nutricional, pues aporta cantidades significativas de nutrientes esenciales con un bajo aporte calórico. Un yogur entero cubre menos del cinco por ciento del gasto energético medio de un varón adulto, pero permite cubrir más del 15% de las ingestas diarias recomendadas para el calcio, y fósforo, y más del 10% de las ingestas diarias recomendadas de vitamina B2 y B12. Además de contener nutrientes esenciales, también está compuesto por fermentos lácteos (Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus), que hacen de él un alimento de textura única y fácil digestión.

El consumo de yogur se asocia a una dieta de mayor calidad, una mejor gestión del peso corporal, un menor riesgo de desarrollar diabetes y un estilo de vida más activo, lo que sugiere que puede aportar numerosos beneficios para la salud. Los expertos sugieren, además, que la ingesta de este alimento puede considerarse como indicador de una dieta y estilo de vida saludables. “Comer yogur es un hábito saludable, que alienta a comer más fruta, verduras y cereales integrales, así como a llevar un estilo de vida sano”, asegura Francisco Tinahones, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), quien añade que se trata de un alimento situado en la base de la pirámide alimenticia que habría que incorporar en la medida de lo posible en la dieta: “una ración de lácteos equivale a dos yogures”.

A esta afirmación se suma la de la dietista-nutricionista Nuria Guillén, quien ha destacado la importancia de la matriz láctea: “Diversos estudios han comparado el efecto del yogur y otros lácteos frente a los de sus ingredientes en forma de complementos. Esos análisis han mostrado que, gracias a la matriz láctea que los contiene, los productos lácteos tienen un efecto más beneficioso que la suma de sus nutrientes aislados”.

AEFY Yogur Industria láctea Alimentación Salud Fenil